11 ene. 2008

Para mis padres

Desde lo más profundo de mi ser, tuve la necesidad de expresarles mis sentimientos por este medio. Hay momentos en que me pongo a pensar cómo sería mi vida sin ustedes; cómo serían mis noches, mis desvelos, mis logros, mi todo. Sé que hay veces en que mi actitud no es la adecuada pues, ustedes saben, soy una persona bastante impulsiva. Viendo a ustedes manejar situaciones en las que yo hubiese reventado del coraje, me hace entender que ustedes, mis padres, hacen todo lo posible para que yo, su hija, actúe de manera correcta ya sea en situaciones feas o malas.

Hoy en día aprecio más sus sabios consejos que siempre permanecerán plantados en mi cabeza y mi corazón. Ustedes que con su dulzura me embriagaron de felicidad, se convirtieron en la luz que me guía en la oscuridad. Yo me pregunto cómo hacen que con un beso en mi mejilla borren toda pena. Mis miedos ya no existen gracias a ustedes.

Desde muy pequeña, ustedes me han demostrado su inmenso cariño y amor hacia mi, logrando así mi felicidad a lado suyo. Ustedes sencillamente son los padres trabajadores, comprensibles, graciosos, entre otras.

Mamá, qué puedo decir de ti, yo me identifico tanto contigo. Siempre amé ese perfume tuyo que me dejaba un aroma delicioso cada vez que ibas a trabajar y yo me quedaba parada en la ventana diciéndote adiós. Tú fragancia, tu esencia me quedó muy grabada en la mente.

Papá, tu eres un padre muy protector, amoroso y trabajador. Tu mirada tan profunda, tienes en ti la expresión perfecta para darnos a entender todo lo que no puedes decir. Ese papá que se preocupa por mi. El que me dice que llegue temprano a la casa, el que habla conmigo a la hora de comer.

Las discusiones que hemos tenido nos han dado entender que no importan nuestras diferencias porque siempre seremos una familia unida que se mantiene. Me han enseñado tantas cosas que sería difícil mencionarlas. Gracias a ustedes soy quien soy. Por ustedes camino, como, pienso, razono, sonrío, lloro, todo eso que ustedes ya saben.

Yo sé que todo esto se los he dicho y no me gustaría enfadarlos pero, son las personas más valiosas que tengo en mi vida y que se han ganado un lugar especial en mi corazón. Es que sin ustedes yo no sería nada ni nadie. De algo puedo estar totalmente segura; jamás existirán dos personas como ustedes. Esas dos personas a las que yo llamo cariñosamente: Papi y Mami.

No hay comentarios: