1 nov. 2009

Idiota

Si alguna vez te dije que contaras conmigo, olvídalo.

Si alguna vez te mencioné que te quería, olvídalo.

Si alguna vez te hice daño, recuérdalo.

Si alguna vez te hice llorar, recuérdalo.




Esta vez siento que no doy para más. Mis palabras son más fuertes que las tuyas, incluso puedo lograr que te calles con una sola mirada profunda. Perdón, no pienso arrepentirme de mis actos ¿para qué? Sólo sé que no volveré a caer en lo mismo una vez más. Estúpido el ser humano que comete el error más de una vez, idiotas somos por no razonar y hacer lo que nos conviene.


Desintegran mi confianza con un golpe suave, lo convierten en un polvo tan fino que es difícil de limpiar. No me quiero encerrar en mi dolor, no quiero pertenecer a la lista de las personas deprimidas, no quiero ser yo quien termine perdida entre tanta oscuridad. Quiero crear una ilusión donde todo y todos son perfectos, ¡ja! qué tontería ¿no? La perfección es una ilusión poco satisfactoria, entre más te hundes en esa ilusión más ignorante te vuelves. Un ser humano con poco razonamiento y sin nada de realidad a su alrededor. Tonta, idiota...despierta, esto no te llevará a nada bueno.