31 jul. 2007

Ausente

Saldré sigilosamente de la habitación,
Tal vez no me veas en unas cuantas horas,
Pero yo regresaré, siempre lo hago,
No me esperes despierto, puedo tardar.

30 jul. 2007

Cuervos

Y los cuervos me han sacado los ojos,
Así, jamás volveré a derramar lágrimas.

Y los cuervos vuelan sobre mi cabeza,
Puedo sentirlos pero no los puedo ver.

Y los cuervos sobre los tejados están,
Respondan, ¿De qué color es el viento?

Y los cuervos con su pico te amenazan,
¡Cuidado! Tus ojos son hermosos.

Y los cuervos se van alejando lentamente,
Y yo, sin poder ver, me siento tan segura.

Y los cuervos me han dado su mejor regalo,
Sacarme los ojos para no volverte a ver.


Sea

El viento hace que mis cabellos bailen.
La brisa del mar termina en mi rostro.
La arena suave y húmeda, se queda pegada en mis pies.
El agua tibia moja mis piernas, dejándome una sensación placentera.
El cielo es perfecto. Volteo a la derecha y es azul. Volteo a la izquierda y es gris.
La nubes, blancas y hermosas, están sobre mí, sobre el mar.
Yo, camino por la orilla del mar y las olas mueren en mis pies.
El viento sigue haciendo de las suyas, acariciando cada parte de mí.
El sol, que escondido esta por las nubes, es magnífico.
Veo a los niños corriendo por allá, gritando con felicidad y sonriendo sin cesar.
Hoy, es una tarde maravillosa e inolvidable, no me quiero ir.
El sonido de las olas es único y relajante, creando una hermosa sinfonía.
Cierro mis ojos, y por un momento me veo solo a mí y al mar rodeando mi cuerpo.
El momento exacto para decir que, mi cuerpo esta tranquilo.
Nubes, olas, viento, brisa, cielo, sonrisas...mi tarde perfecta.



28 jul. 2007

I miss you

Días y más días han pasado desde que te fuiste. Mis noches se hacen cada vez más lúgubres. No puedo más, es como si te hubieses convertido en parte de mí, te necesito más que nunca. Tú sabes todo lo que eres para mí, que sin ti yo jamás hubiese podido sonreír de nuevo. ¡Regresa! ¡Me has hecho mucha falta! En los momentos difíciles, tú con tus palabras me devolvías la felicidad. Sí, tal vez estoy exagerando, pero es que cada día te necesito más. Tu sonrisa, tu mirada, ¡A ti!

¡Me estoy ahogando en mis lágrimas! ¿Por qué no estas para secarlas? Nunca imagine que te iba a extrañar tanto. Estoy tan inquieta, quiero saber como has estado, que has hecho y... ¡Todo! ¡Estoy muriendo! Tantas cosas que necesito contarte, tantas cosas que me han pasado y solo tú entiendes, nadie más. ¡No me olvides! ¡Aquí estoy! ¡Esperando por ti!

25 jul. 2007

Lie

Toc, toc...
¿Quién es?
*Silencio*
¿Quién?

*Paso atrás*

Toc, toc...
¿Quién es?
*Abriendo la puerta*
Soy yo, la mentira.

¿Quién es?

Es cualquiera.
Y es que cualquiera, no es cualquiera.
Es alguien.
Ese alguien no es cualquiera, pero es alguno.
Ese alguno no es alguien, pero no eres tú.
Ese tú es ella y no es cualquiera, ni alguno.
Ella, es solo ella, una persona.
Esa persona no es aquella.
Cualquiera, es él.
Alguien, son ellos.
Alguno, somos nosotros.
Aquella, eres tú.
Una persona, son ustedes.
Entonces, ella... ¿quién es?

23 jul. 2007

Tú + Pasión = Mi fantasía

Dame de beber tu sudor. Dame de comer tus labios. Déjame darte la Luna. Déjame bajarte la estrella más lejana. Súbete a mi nave, viaja conmigo y mientras estamos en el espacio, tócame y siénteme. Cuando te des cuenta de que mi corazón se acelera, acaríciame. Quiero sentir tu calor. Sumergirme en nuestro sudor. Quiero hundirme en un mar de pasión. No tengo miedo, quiero sentirte. Quiero convertirme en vapor. Quiero que te derritas ante mí. Que te fundas lentamente. Que juntos seamos solo uno. Que los dos flotemos y toquemos las estrellas. Congelar el tiempo y que nuestro momento sea eterno. Matemos a aquel reloj de arena que nos ha jodido la vida desde siempre, contando nuestras horas y apurando nuestro amor. Que el tiempo que este contigo sea eterno. Que la luz de la Luna sea para siempre y acostados sobre ella observemos juntos el espacio, mientras el agujero negro atrae todo aquello que arruine nuestro momento. Contigo la soledad se desintegra en miles y miles de partículas convirtiéndose en pequeñas luces tan llamativas que suavemente caen sobre nuestros rostros. Yo solo quiero que tengas en cuenta que soy tuya, de los pies a la cabeza. Nuestra saliva será el néctar que nos embriagará y nos guiará hasta nuestra fantasía más erótica; aunque tal vez algo difícil de describir. El mismo néctar hará que nuestra piel se erice de satisfacción, esos escalofríos que al delirio nos transportará. ¡Mira que me muero!, ahora ya me tienes a tus pies, ¡No puedo más! Estoy tan drogada, me encuentro en un sueño y con algo de vergüenza te confieso que se cumplió, mi sueño se hizo una realidad y lo estoy disfrutando al máximo. No, que no termine. Ya me hice adicta, ya no podría dejar esto en el olvido, ¡Me volvería totalmente loca! En mi sueño, solo somos tú y yo. En mi mundo, tú me amas y yo te amo. En mi universo, nos amamos con todo.

22 jul. 2007

Cerezas

Rico sabor a cereza tu hermosa piel,
No empalagoso, no pesado, no amargo,
Tienes la cantidad perfecta, tan dulce,
Déjame besarte apasionadamente,
Así me quedaré con tu sabor en mi boca,
Déjame acariciarte tan suavemente,
Quiero tener tu fragancia en mis manos,
Déjame olerte tan profundamente,
Quiero sentir un éxtasis total,
Déjame abrazarte fuertemente,
Así tu calor tan delicioso quedará en mí.
Tu exquisita esencia a cerezas frescas.




21 jul. 2007

Tears

Odio llorar, cuando no debo llorar.
Si intento no llorar, lloro más...
¿Qué mierda hago entonces?

19 jul. 2007

¡He vuelto!

¿Te das cuenta? Decirte adiós fue lo mejor que he hecho en toda mi vida. Nunca me había sentido tan llena, libre. Es como si antes algo -o alguien- me impidiera volar, como si me estuviesen agarrando fuertemente del brazo para no moverme hacia ningún lado donde pueda respirar aire fresco. Ahora, mis alas se están extendiendo, necesito celebrar este momento. Saldré a volar, por primera vez disfrutaré de mi viaje por el universo. Saldré de tu atmósfera y jamás volveré. Sí, ¡Me siento tan libre! ¡Tan feliz! Las lágrimas secaron, el dolor desapareció, mi sonrisa ha vuelto, mi corazón se siente completo; aunque tal vez traicionado y dolido, ya no está vacío. Tus palabras no me hicieron daño, ¿Pueden creerlo? ¡Estoy tan feliz! Por fin, las nubes puedo tocar, vuelvo a elevarme. Los pájaros le darán la hermosa música de fondo cada vez que despierte y contemple el amanecer. Los rayos de luz me harán sonreír. En el pasto me acostaré y tomaré bocanadas de felicidad. Los árboles me susurrarán al oído y yo, agradeceré su compañía. Ahora en mi habitación, mientras escuchaba música, esto se me quedó muy grabado: "...Del mismo dolor, vendrá un nuevo amanecer" "...Poder decir adiós, es crecer", y otra sonrisa salió de mí. ¿No te das cuenta? ¡He vuelto!

Señor con la máscara plateada

Yo creo que ya deberías quitarte esa máscara, ¿no? Como que ya te queda un poco chica. Se nota que ya estas un poco incómodo con eso. Espera, yo te la quitaré. Ahora, ya que no la tienes, habla con la verdad porque las mentiras ya no te salen. Las mentiras ya ni tú te las crees. A ver, ¿Quién eres? Cuéntame un poco sobre ti, a ver si todo eso cuadra con la historia de la persona que tenía aquella máscara.

¿Cómo? ¡Habla claro que no entiendo ninguna mierda de lo que dices! ¿Por qué no me ves a los ojos cada vez que dices algo? ¿Temes que en tus ojos vea la mentira? Cariño mío, aún así la siento, la percibo. Puedo oler tus mentiras. Hasta podría tocar todas tus mentiras. No necesitas esconderte más, no cubras tus ojos pensando que así desapareceré. No, no me iré.

¡Vamos! ¡Habla! ¡Miente bien! ¿Ya se te acabaron las ideas? Es más, ¿Se te acabaron tus mentiras? Tus historias falsas. Esos sentimientos tuyos que dices que son sinceros y puros, ¿Donde quedaron? ¿Acaso tan rápido olvidas? Solo una semana te basta para olvidar, solo vas de acá hacia allá y ya eres feliz de nuevo. Luego, vas de allá hacia acá e intentas regresar con tus mentiras.

¡Desgraciado! ¿Por qué carajos lo haces? ¿Con qué fin haces este daño? ¡Dime! ¡No me mires con tu cara de pendejo! ¡Detente! De acá no sales, me he encargado de eso. La puerta la he cerrado así que, no trates de huir. Es que, hoy tu juego se descubrió. Lo siento mi vida, ya no eres tan especial. La luz que tu ser producía, se fundió. Ya no deslumbras a nadie. La magia ya no es parte de ti.

El dolor, el daño, la amargura, las lágrimas, la infelicidad son sinónimos de tu nombre. Desperté de mi sueño tan agridulce, de mi fantasía más sucia. Me olvidé de mi deseo más lejano, de mi anhelo que mi odio se ganó. Tú, el que palabras hermosas decía, el que hizo que mi vida se convirtiera en un cuento de hadas, -por un momento- el de la mirada dulce y sincera, -escondida-. Tú, el señor con la máscara plateada, el de las mentiras. No, ya no. Mejor vete, ya has hecho bastante.


Sí, tal vez te vas sonriendo, te vas satisfecho, burlándote o lleno. Ya no me importa. Así es amor, ya no me importas. Mira que se siente tan bien saber la verdad, aunque me siento tan imbécil por haber caído en tu trampa, de haberme convertido en una presa más. Jugaste con mis sentimientos, te convertiste en parte de mí. Si que estaba loca, no pensaba, no razonaba. Sinceramente, me siento tan triste, tan traicionada, dolida, confundida. Eras todo para mí, eras mi cielo, mi Luna, mi estrella, mi todo. ¿Sabes? Me decepcionaste, muy feo. Que golpe tan duro le has dado a mi corazón.

Bien, seguiré de pie. En fin, nunca estuviste aquí, nunca estuviste para limpiar mis lágrimas, para tocarme, besarme o abrazarme. ¡Nunca! Ahora te daré la espalda, la indiferencia será parte de mí. Que si te caes ya no me importará. Si tropiezas con una piedra, tendrás que levantarte tu solo. Pero para ti no será difícil levantarte, al final tu siguiente presa será la encargada de eso. Tus mentiras son la carnada.

Querido Señor, olvídese de eso, la máscara ya es vieja, ya esta un poco oxidada. Mejor arrójela y no se oculte más. Ya su hedor llegó muy lejos, ya tu esencia se gastó, tu mirada ya no me hace delirar. ¿Cómo pudo ser eso? ¡Es increíble! ¡Todo lo que has hecho! Simplemente no puedo creerlo. Llegaste muy lejos, ¡Llegaste a la cima! Solo destruyes, solo lastimas. Mejor váyase, no vuelva a entrar a esta habitación, ya no será bienvenido. ¡Váyase! ¡La puerta ya no está cerrada! ¡Te odio! ¡Vete!

16 jul. 2007

Noche mágica

Mientras oscurecía, tú y yo caminábamos hacia un destino incierto. Tomados de las manos aseguramos nuestra existencia en la oscuridad. Las estrellas que su débil luz nos iluminaba mientras más densa se hacía la noche. Comencé a sentir miedo, pero al pensar que tú estabas a mi lado, llegué a la conclusión de que nada pasaría, de que todo estaría más que perfecto. Seguimos deambulando, escoltando involuntariamente a aquel gato negro que nos encontramos. Luciérnagas se hicieron ver, y con sus bellas luces que estas producen, nos hicieron un gran espectáculo que solo ellas sabrían dar, luces arriba, luces por entre mis piernas, luces por todas partes. Era como una bella danza cuyo ritmo era totalmente perfecto, esa melodía que en nuestras cabezas reproducíamos la hacía más interesante. Por un momento, llegamos a una parte del camino donde había hojas secas, no tienes idea de cuánto adoro el sonido cuando piso hojas secas; es tan único, tan especial, tan inconfundible. Mis pies se sentían felices y mis oídos disfrutaban de ese asombroso sonido. Me sentía como una niña, los niños se sorprenden por todo, todo les asombra, y por lo mismo que les asombra quieren saber qué es, cómo es y por qué existe. Bien, yo estaba así, esas veces cuando preguntas tontas se te vienen a la mente: ¿Por qué las hojas secas hacen ese ruido tan agradable?, ¿por qué las luciérnagas nos han regalado un inigualable espectáculo?, ¿por qué la densa oscuridad no hace que mis temores aparezcan? ¿Por qué...? y así seguía haciéndome tantas preguntas que perdí la cuenta, y al querer repetirlas en mi cabeza ya ni las recordaba. Pero para mí eso no era lo importante. Sentía aquella gran satisfacción al encontrarme en lugar maravilloso con una persona maravillosa experimentando sensaciones maravillosas. Sí, ¡todo era maravilloso! La Luna, los árboles, aquella ardilla, ese gato, tú...yo. Todo era perfecto, todo producía magia, todo era tan lindo que me sentía como en un sueño, un sueño que deseaba que fuese eterno. En esas, tuve la necesidad de decirte todo, mi cabeza iba a explotar, eran tantas cosas que se me juntaban poco a poco y tú, tomando mi mano, permanecías callado. Tal vez, te encontrabas igual que yo, no lo sé, no te quise preguntar. Lo que si no pude evitar fue aprovechar este momento para pedirte algo que sería igual de perfecto que todo lo anterior. Me detuve tan bruscamente que noté tu cara como extrañada, te pusiste al frente mío, me miraste a los ojos.

¿Qué pasó? - con aquel tono como despertando de un sueño.

Bésame - te respondí, viendo tu rostro - la Luna no nos delatará.

Magia resultó de ese beso, aquel beso que la noche se llevó, esa noche donde la magia no era solo una alucinación, era una magia pura y auténtica, una magia producida por nuestro amor, ese amor que sería eterno.

14 jul. 2007

Uno se va, otro se queda...

Angel que llegó sin aviso. Tus
Labios que palabras escurrieron, y su
Inmenso significado llegó a ser parte de mi,
Cuando vea toda mi vida en un segundo, tu
Intentarás estar ahí, solo con verte ahí a mi lado, podría
Asegurarte que te has convertido en alguien para mí. Gracias.

13 jul. 2007

My angel

Mira, estoy sola. Aquel ángel se ha ido de mi vida. Este ángel me había regalado la felicidad, me ayudo a encontrar el motivo por el cual yo vine a este mundo. Todo estaba claro, todo tenía una explicación. Creo que eso ya no existirá, todo aquello que me hacía ver de una manera razonable la vida, terminó el día de hoy. Mi ángel desapareció, me dejó, se fue.

12:10

Hora de la soledad absoluta, la que me mata,
Hora en que quisiera realmente sonreír,
Esta hora que me lastima por dentro,
Odio morir aún estando viva, la hora es ahora.

11 jul. 2007

Abre la puerta, déjame entrar una vez más,
no mires hacia atrás, te podrías asustar,
camina firme, pero ten cuidado de tropezar,
no cierres tus ojos, así no verás el camino.

Sé siempre tú, nunca seas alguien que no eres,
trata de construir tus propios sueños y tus deseos,
no te dejes vencer, que la cobardía no te ahogue,
aliméntate siempre de valentía y bebe un poco de fe.

No dejes que la luz se apague, que siempre te ilumine,
sonríe y saluda si un extraño se cruza por tu camino,
pero si esta persona intenta hacerte decaer y fracasar,
pásale por un lado e ignóralo, no necesitas a ese individuo.

Sudarás, te cansarás, te reirás, tal vez llorarás,
pero tu camino siempre debes seguir, hacia el éxito,
que las ramas secas, animales salvajes u otras cosas,
no hagan que el miedo se apodere de tu sueño, de tu vida, de ti.


10 jul. 2007

Agonía azucarada

¿Miedo? Sí, tengo miedo de despertar y darme cuenta que ya no estas a mi lado, que solo este la forma de tu cuerpo marcada en la cama, justo a un lado de mi. Poder sentir solamente el calor que ahí has dejado; tu olor, tu perfume para ser más precisos, llega directamente hacia mi, solo una pequeña cantidad hace falta para fantasear y desearte.


Entonces, acostada sobre mi cama, trato de proyectar en mi cabeza todos esos estupendos recuerdos. Recapitulo todos nuestros momentos felices mientras desecho aquellos que son tristes, aunque debo confesar que abundan más los recuerdos felices, donde tú y yo sonreíamos sobre cosas sin sentido, sobre la vida, nuestras vidas.


Mi cuerpo permanecía inmóvil en aquel trance maravilloso, único y extraordinario. De repente, un ruido ensordecedor hizo que me levantara de mi cama de un brinco; aturdida salí del cuarto casi sin poder pensar, sin entender que es lo que pasaba, en esas te vi por la ventana. Observé como te marchabas apresurado y yo todavía tenía que bajar una escalera, entrar a otra habitación y llegar hacía ti; así que me quedé en la ventana, y miraba como te alejabas rápidamente en ese auto azul.


Me retiré de ahí, me sentía totalmente afligida, en mi cabeza solo podía escuchar una pregunta: "¿Por qué?". Tal como una resonancia, la pregunta en mi cabeza no obtenía la respuesta. En mi agonía, caminé hacia mi cama y caí lentamente sobre la misma como si una corriente de aire me hubiese empujado. Ahí me quedé sola con mi llanto, con mi mirada perdida, mi sonrisa ya no existía, mi cuerpo comenzaba a tiritar, mi corazón se aceleraba y mi respiración se hacía más lenta. Así me encontraba, cuando débilmente y con la mano apuntando hacia el cielo, clamé: Vuelve...

9 jul. 2007

Playground love

Soy una amante fiel,
Solo te veo a ti,
Solo suspiro por ti,
Solo quiero tus besos,
Tus abrazos son únicos,
Tu cuerpo tan espléndido,
Eres un ser tan extraordinario,
¡Mirame! ¡Estoy ardiendo!
Tu calor siempre llega a mi,
¡Ámame! ¡Ámame como nunca!
Esperemos que la Luna y las Estrellas
Nos ilumen nuestra hermosa noche.
Solos, tu y yo, el viento y la oscuridad,
Solos, tu y yo, amándonos hasta la eternidad.

7 jul. 2007

Violencia urbana

¿Qué se creen hijos de puta?
Si quieren hacerme algo, ¡Háganlo ya!
¡Arrastren mi rostro contra el piso y burlense de mi dolor!
¡Sonrían mientras ven como sangro y se deforma mi cara!
¿Me quieren coger? ¡No me importa, pendejos!
¡Odienme hasta que muera!
Se los pido....¡Mátenme! Prefiero que me maten lo antes posible.
Mi vida acabó el día de hoy.
¿Qué más hago aquí?....¡nada!
¡Denle! No solo me enseñen su mierda de pistola, ¡Halen el gatillo, joder!



¡¡Bang!! - una vez.
¡¡Bang!! - de nuevo.
¡¡Bang!! - muerta.

6 jul. 2007

Miel


Miel el sabor de tu boca.


Miel el color de tus ojos.


Miel el tono de tu piel.


, la miel que endulza mi vida.

Vindicta placentera

Una gota de sudor que se abre camino por todo mi rostro. Esta gota de sudor que provocó que en mi cuerpo se acumulara esa sensación de placer que mucha gente no se atreve a mencionar.
Te cuento que antes mi respiración se hacía más notoria con tan solo escuchar la palabra: "Home" - Le comentaba a Svami - Si, recuerdo como mi cuerpo se aceleraba cuando en mi mente tenía esos deseos que te hacen delirar. Esos deseos que te llevan a un mundo que desconoces. Y me animo a decir uno de esos deseos: Tocar cada rincón de su bello ser. Un deseo muy vago, lo sé.

Deja de pensar en él - me dijo Svami con tono suave - El amor apesta, pero más apesta el que te hace sufrir.

Miré a Svami con una cara de estúpida tratando de entender lo que me quería decir. Pero me había convertido en una persona totalmente terca.

Como te decía niña - le seguí comentando - Antes, cuando suspiraba por él, te puedo asegurar que yo era la felicidad misma. Mi alimento eran sus besos. Y mi fuerza sus caricias. Uf! que sentimiento tan más hermoso el que sentía.

¡Pero que mierda con usted! - gritó Svami - ¿Que no puede usted susperar eso? ¡No sea tonta! ¡Olvídelo! ¡Superelo!

¡¿Y por qué tiene que gritarme de esa forma?! - le pregunte exaltada - ¿Que no ve que me tiene aquí? ¡La escucho sin que tenga que alzar la voz!

Lo que pasa es que me jode que usted siga hablando así de él - me decía con una mímica exagerada - Hablando de él como si fuese la octava maravilla.

A ver, dígame entonces que hago - le decía mientras cruzaba mis brazos.

Observé como Svami se me quedó viendo por un rato, y ese rato se convirtió en 10 minutos de silencio total. Ja! ¡qué silencio tan mortal!. En momentos, mi mirada se perdía por toda la habitación. Aunque me notaba ignorante ante lo que Svami me había dicho, en mi cabeza sus palabras seguían presentes como si todavía me las estuviese diciendo. De repente a lo lejos se empezó distinguir una agradable canción. Bueno, eso me contó Svami. Yo estaba totalmente tan aturdida. Después de dos minutos, pude captar la canción de la que Svami me comentaba:
"I love you more than anyone in my life, tututurutuuu...."

Apaga esa porquería - dije con fastidio - Esa canción me trae sombríos recuerdos que quiero olvidar.

Pero, ¿qué es lo que usted me está diciendo? - dijo con espanto - ¡Al fin me ha escuchado! ¡Por fin superará aquel amor!

Sí, sí - dije con demasiada aseveración - Es que me he acordado de algo.

¿De qué te has acordado? - dijo con mezcolanza.

Aquella ilusión ficticia ha muerto desde ayer - le aclaré mientras prendía un cigarro - Y no piense usted que cuando menciono "aquella ilusión" me refiero a cosas como: vivir con él, besarlo, abrazarlo, etc. No, no...me refiero a él.

No entiendo - me contestó muy confundida.

No se preocupe mi querida Svami - decía mientras tomaba bocanada de mi cigarro - me cercioré de que en verdad estuviese finado. Si no me entiende, le haré entender - tomé de la mano a Svami y la saqué de la habitación.

¿Ve aquella puerta? - pregunté mientras seguía con mi cigarro - Allí encontrará toda respuesta a sus preguntas - Creo que fui muy juiciosa con lo que hice - apagaba mi cigarro - ¡finado, Svami! ¡Destruido! ¡Muerto!.

Ignoré como mi amiga Svami salía atemorizada de mi vista. La verdad no me importó que me dejara sola. Sentía un gran placer al saber que mi logro estaba detrás de aquella puerta café. Y con una cajetilla de cigarros en mi mano derecha, con el encendedor en la izquierda y una botella de vodka esperándome en la nevera, me senté frente a la puerta sonriendo tan malvadamente como si estuviese poseída por un ser de ultratumba. Tenía aquella percepción de "misión cumplida". Y ahí seguía, riéndome de él.