24 abr. 2012

Rojo

Soy de las personas que prefiere hacer el amor a matar gente por placer.
Prefiero escuchar a la gente y dar mi punto de vista a callarlos con una pistola.
A veces prefiero reírme de la gente en su cara a estar hablando a sus espaldas.
¿Para qué tanto odio? Somos iguales, somos humanos.
Eso sí, cada quien vive a su manera. Respetando sus ideologías, religiones, filosofías, cultura.
¿Para qué opinar sobre lo que no sabes? Es más sabio quedarse callado.
Por eso, ante todo, prefiero vivir y dejar vivir. Y que hagas lo mismo es lo único que recomiendo.