29 jun. 2010

Disfruta el silencio

Ahora es cuando me doy cuenta que debo dejar de hacer drama por cosas que no valen la pena. Hay cosas más importantes en la vida - como la vida misma - y hay que aprovecharla. En cualquier momento todo puede cambiar. En cualquier momento te puedes dar cuenta de todas esas cosas que no hiciste por miedo o por alguna otra razón. No, hay que vivir plenamente, no hay que pensar tanto las cosas, podemos perder tiempo pensando qué hacer o qué decir. Muchas veces no nos damos cuenta de la belleza que existe a nuestro alrededor, siempre disfrazada por la violencia en las calles. ¿Qué se supone que debemos hacer? ¿Qué tengo qué hacer? Vivir, sólo vivir en paz y armonía con mis seres más queridos, no somos eternos, somos humanos.

Descansa en paz, tía Oli. Desde aquí te recordaremos con una sonrisa y con un dolor muy grande en nuestros corazones. Un abrazo hasta donde estés.


Para ti, yo sé que amabas esta canción. Espero que la escuches allá donde estés.

26 jun. 2010

Eclipse

Qué hermosa está la luna esta noche. Se ve tan brillante y sensual allá arriba.

19 jun. 2010

Distancia

Con los problemas que ya tengo, es suficiente. No quiero más dramas innecesarios y sin sentido. Gracias.

Carpe diem

Y pensar que algún día voy a morir. Tan hermosa que es mi vida y que se tenga que acabar. En cualquier momento, sólo seré polvo y cenizas. Ya no volveré a ver colores. No sentiré el viento rozar mi rostro, ya no podré escuchar el ruido de la lluvia en verano. La música, algo que tanto amo, ya no será parte de mi vida. Seguiré aprovechando el momento, ¿sabes?

10 jun. 2010

Combinación

Me gusta la combinación de tu piel con la mía.
Me gusta la combinación de tu perfume con tu cabello.
Me gusta la combinación de suavidad y ternura en tus palabras.
Me gusta la combinación de sonrisas y miradas.
Me gusta la combinación de tu silencio con el mío.
Me gusta la combinación de nuestras risas.

6 jun. 2010

Palabras y ecos

No importa el tiempo, no importa que mal interpreten, no importan las diferencias. Sólo importan las palabras y los ecos a nuestro alrededor. El humo se esparce en la habitación, la música de fondo crea una atmósfera perfecta. Las horas pasan y cuando menos lo pienso, ya es hora de irme. Sobra decir: gracias.