31 mar. 2010

Roto

Y por más que quiero y me esfuerzo, ya no puedo llorar. No puedo hacer que una maldita lágrima salga de mis ojos. ¿Qué me está pasando? Sólo siento algo fuerte dentro de mí, un sentimiento tan poderoso que ya ni siquiera sé qué es. No es odio, no es amor, no es tristeza. Un sentimiento que carcome mis entrañas, mis ideas, mis sueños, mis deseos. Este sentimiento me provoca tanta desesperación, es como si me estuviera convirtiendo en algo monstruoso, algo sin vida, un ser humano sin sentimientos. Poco a poco me doy cuenta de que ya no sé qué sentir o qué es lo que siento. Es muy raro pero, aveces me gusta esto. No sentir nada y no sufrir nada. Nada, de nada.

Peur

¿Por qué me tienes tanto miedo?

24 mar. 2010

Pot

¿Quién eres tú para señalarme de esa manera? ¿Quién carajos te crees para hablar de mí a mis espalda? ¿Qué mierda piensas lograr diciendo eso sobre mí? A ver dime la verdad, ¿Acaso crees que eso me afecta? ¿Crees que andaré de marica como tú? En serio, ¿Crees que no me daré cuenta de lo que hablas de mí? No, ya en serio, ¿Creíste alguna vez que no te enfrentaría? ¿Crees que me quedaré callada? Corazón, espérate para lo mejor. Ya se puso emocionante, esto apenas comienza. Yo no soy de esas personas que huyen del problema, no soy la que se guarda los comentarios (buenos o malos), no soy nadie para hablar mierda de ti como tú lo haces de mí. Ya estamos grandes, ¿no? Digo, se supone. Entonces, ¿qué esperas? No tengas miedo, mi vida. No estás muda como para no decirme nada, yo no estoy sorda como para no escucharte. Anímate, yo aquí ando, ya sabes.


Maldito hipócrita, todos te quieren lejos.

18 mar. 2010

Coraje

Tengo ganas de gritar. Joder, este coraje corre por todo mi cuerpo y duele.

17 mar. 2010

Fear

Y es que sólo me acerco un poco a ti y logro percibir ese olor tuyo, ese olor a miedo. Apestas tanto que ni ganas me dan de pasar cerca de ti. Una vez más, por eso mejor yo me alejo más y más de ti. A ver hasta dónde/cuándo dejarás de oler así.

9 mar. 2010

Me alejo

Si me alejo cinco pasos de ti es porque ya no quiero que me sigas.
Si me alejo de ti es porque te estoy invitando a seguir otro camino solo.
Si me alejo no es un adiós. Es sólo un hasta luego silencioso cantando en tu oído.
Si me alejo es sólo para demostrarte que después de todo, no eras íntegro para mí.
Si me alejo es para seguir caminando sin detenerme para alentarte a seguir.
Si me alejo es porque quise, porque quiero y porque ahora, sólo anhelo correr muy lejos y libre.

No despiertes

Me niego a dejar de flotar. De tanto soñar los días se consumen como el cigarro abandonado en el marco de alguna ventana. La realidad siempre se desvanece justo en el momento en que deseo vivirlo despierta. No quiero bajar, quiero seguir en mi nube blanca, lejos del suelo. Acá arriba puedo observar cada paso que da la gente, inconsciente de que sus vidas son solamente un experimento de alguien más allá, alguien que desde muy lejos me observa, nos observa.

Me niego, no quiero, no pienso quedarme allá abajo pretendiendo que nada pasa y que nada me inquieta. Odio ser conformista, odio ser rutinaria, odio despertar y ver la misma ventana, la misma cama, el mismo maldito reflejo mío en el espejo. Prefiero seguir perdiéndome en mis sueños, en mi mundo ficticio pero fascinante. No me importa volverme loca, ya es demasiado tarde. Todo tenemos locura por dentro, queramos o no, la locura algún día saldrá a la luz. Esa luz es la que me cegará y me ayudará a olvidar la persona conformista que solía ser. No, no quiero despertar de este sueño lúcido. Quiero seguir observándome desde acá arriba sólo para reírme y disfrutar de cómo mi vida se va esfumando de mis manos.

¿Qué puedo hacer? Mi vida se está acabando, nuestras vidas pueden terminar en cualquier momento y yo, con tantas cosas por hacer. Los sueños me mantienen firme. Acá arriba observo mi vida pasar, cada día es un día menos de vida. Cada año no es un año más, es sólo un año menos. ¿Qué hago? ¡Dime! Necesito seguir perdida entre sueños utópicos. No, no quiero saber nada de la muerte, ni mencionen esa mierda. El día que la muerte visite mi habitación y me invite a su morada, le diré que se vaya al carajo. Yo seré inmortal en mis sueños, este sueño eterno de mi vida. Porque en este sueño, yo no muero, sólo me transformo en algo más que piel, huesos, órganos y fluidos corporales. En mi sueño, seré yo la vencedora de las catástrofes que sucedan en el futuro. Llámenme loca o como deseen, no me importa.

8 mar. 2010

Soy mujer

Son aquellas curvas que recorres para viajar sobre mi cuerpo. Es el roce de mi piel sobre tu piel la mejor opción para jugar a enloquecernos. Es el cabello cubriendo mi espalda cuando desnuda está, el que oculta mis senos cuando deseo seducirte. Son mis manos que acarician cada rincón al cual tendrías que atreverte a llegar. Son estas piernas las que me ayudan a llegar hacia la cama cada vez que intentas esconderte bajo las sábanas. Son mis labios la fruta prohibida, la parte donde no dejo que llegues, sólo para hacerte enfadar. Son mis ojos los que te invitan a seguirme y buscarme entre las sombras. Mi voz, la melodía perfecta para esta noche. Acércate, no le temas a este cuerpo.

Porque somos mujeres y ellos no. Feliz día, mujeres.

6 mar. 2010

Te tengo que encontrar

Y me doy cuenta de que ya es hora de salir del agujero negro, comenzar a viajar frenéticamente esquivando asteroides que sólo buscan dificultar mi vuelo. Entre todo el universo me puedo perder, esconderme detrás de la luna con la intención de no saber ya nada de nadie. Las estrellas siempre me hacen compañía, a donde voltee habrá una o más...un millón. ¿Dónde estás? Te busco desesperadamente y no tengo éxito. Sólo logro entrar a una especie de paz cada vez que presiento tu aura. Todos mis sueños empiezan a tener sentido tras mil años luz que he tratado de descifrarlos. ¿Cómo debo buscarte? Mi corazón comienza a palpitar sin razón alguna, deben ser las ganas de besar tus labios sabor miel. ¿Cuánto tiempo más debo esperar? Las estrellas no se funden, pero mi paciencia sí. El calor del sol sigue manteniéndome viva pero aún así, mi corazón sigue sufriendo como si fuese invierno. Entre el polvo cósmico te sigo buscando, duele mantener mi cuerpo flotando y no conseguir distinguir tus ojos sobre todo este inmenso universo. Tus ojos emiten una luz única, hallarlos sería cumplir mi misión. Estoy cansada de buscar y aunque lo esté, no me daré por vencida.

3 mar. 2010

No creo en promesas

Aún significa algo para mí. Tengo mala memoria y eso, no lo olvido.


Y tú, ¿lo recuerdas?

Invierno sobre mí

Aún recuerdo el sabor de mis lágrimas pero no recuerdo cómo era que salían de mis ojos. Ya no siento nada dentro de mí. Es como si dentro de mi hubiera solamente mental: duro y frío. ¿En qué me convertí? No es más que un largo camino por recorrer. Así que, haré el viaje divertido para no darme cuenta de la distancia ni el tiempo. Todo comienza, todo crece, todo termina.