31 jul. 2007

Ausente

Saldré sigilosamente de la habitación,
Tal vez no me veas en unas cuantas horas,
Pero yo regresaré, siempre lo hago,
No me esperes despierto, puedo tardar.

2 comentarios:

Sí , yo. dijo...

El mundo parece haberse sumido en un eterno silencio. Parece como si alguna cosa hubiese desaparecido. Alguna cosa importante , que no nos incumbe pero que es necesaria. El silencio comienza a ser algo incómodo. No logro acostumbrarme a mi propio silencio. No logro acostumbrarme a mí ni a este mundo en el que vivo. Pero no por eso voy a dejar de intentarlo.

Anónimo dijo...

Eso causa el silencio; no te dejes.

Saludos,
Silencio.