6 jun. 2010

Palabras y ecos

No importa el tiempo, no importa que mal interpreten, no importan las diferencias. Sólo importan las palabras y los ecos a nuestro alrededor. El humo se esparce en la habitación, la música de fondo crea una atmósfera perfecta. Las horas pasan y cuando menos lo pienso, ya es hora de irme. Sobra decir: gracias.