19 jun. 2010

Carpe diem

Y pensar que algún día voy a morir. Tan hermosa que es mi vida y que se tenga que acabar. En cualquier momento, sólo seré polvo y cenizas. Ya no volveré a ver colores. No sentiré el viento rozar mi rostro, ya no podré escuchar el ruido de la lluvia en verano. La música, algo que tanto amo, ya no será parte de mi vida. Seguiré aprovechando el momento, ¿sabes?

No hay comentarios: