23 jul. 2011

Río

Y la lluvia salada corre por mis mejillas, nublando mi vista una vez más. Deseos y expectativas atacadas desde lejos, donde aquel gélido viento logró penetrar.

No hay comentarios: