14 may. 2011

Gracias a Dios

Mis blasfemias no son aptas para personas sensibles como tú, gracias a Dios.

No hay comentarios: