15 dic. 2009

Violence

La muerte nos acecha como un águila acecha a su presa. Es difícil escapar. Las personas que viven en una ciudad como esta, se han convertido en un blanco fácil para aquellos hombres que disfrutan de sus "juegos sádicos". ¿Por qué lo hacen? Bueno, eso es lo que todo mundo quisiera saber. Sólo hay que comprender que, la violencia ya forma parte de esta ciudad que, antes era tranquila y pacífica, ahora sólo se habla de amenazas y demás.

Hasta dónde hemos llegado, no hay vuelta atrás, tenemos que ser fuertes y reaccionar cuando el peligro nos toque. A veces, sólo la Luna es testigo de tan horribles sucesos, a veces...la gente inocente es la perjudicada en problemas que no tienen nada que ver. Que la suerte esté con ustedes. Amor y paz, caníbales.

No hay comentarios: