26 jul. 2010

Desespero

El desespero de querer correr descalza en un suelo lleno de cristales rotos.
La debilidad de no poder dejar todo atrás y seguir viviendo tranquilamente.
La realidad de las cosas, caer violentamente cuando todo lo que hacías era volar.
Esa neblina que no te deja ver las cosas con más claridad, con más color.
Los pensamientos inundando la poca cordura que quedaba dentro.
El desespero de querer hacer todo y no hacer nada al final.
El desespero de desesperarme y bloquearme para volverme a desesperar.
Ya todo me parece tan confuso pero, a la vez es algo que yo permito.
Ya no es necesario esto, sé exactamente lo que debo y no debo hacer.
Después de todo, el desespero no ayuda en nada, sólo me hace sentir peor.

No hay comentarios: