26 may. 2010

Reflejo en mí

El corazón gatea por las dunas.
El rastro de la sangre derramada desaparece.
El calor se expande como fuego.
Entre el desierto y el cielo me pierdo.
Espejismos que logran desorientarme.
El jugo verde en mis entrañas me duele.
Delicioso veneno verde y puro.
Hermosos cascabeles me acompañan en la agonía.
Siempre anhelé tal melodía en mi réquiem.
No despiertes a la bestia cuyo corazón yace en mí.
Tu reflejo en mí, es el reflejo de lo que nunca podrás ser.

No hay comentarios: