5 may. 2010

Antes y después

Recuerdo que años atrás, mi corazón solía ser un órgano blando y sensible.
Actualmente, está protegido bajo un escudo más duro y rígido que el acero.

Recuerdo que años atrás, mis ojos podían derramar lágrimas por cosas sin sentido.
Ahora, mis lágrimas se evaporan suavemente, evitando así, una lluvia salada sobre mi rostro.

Recuerdo que años atrás, mi cuerpo se sentía atrapado en un sólo lugar.
Ahora, mi cuerpo se siente libre y feliz de poder sentir este placer. El placer de vivir el momento.

No hay comentarios: