1 sept. 2009

Cero drama

Y es que es tan corta la vida como para vivir siempre en el dolor, drama, problemas y más problemas. ¿Todo para qué? No cabe duda que es imposible estar toda la vida viviendo con una ira innecesaria. Tontos aquellos que se dejan llevar por las situaciones y todas sus vidas viven amargados y viviendo en el odio y rencor. Qué gente tan idiota aquella que siembra los celos y los deja salir de una manera tan explosiva. Admiro aquellos que logran vivir con intenciones de herir a otros y seguir siendo los mismos hipócritas y mierda que resultan ser. Admirable, ¡de verdad! Pues no se vive más de 100 años, qué gran manera de aprovechar una vida tan corta y llevarla así de agradable.

Ja, no gracias, yo prefiero perdonar y no enterrar odio en mi corazón.
No, yo no quiero terminar sentada fuera de mi porche con la lluvia acompañándome.
Jamás dejaré que el vacío domine mi vida como un tonto político corrupto.
¡Eso jamás!

No hay comentarios: