2 abr. 2009

Muérdeme

Sólo muérdeme, tú sabes bien que eso me encanta. No te reclamo si me duele, sólo muérdeme con todas tus fuerzas, te ofrezco mi ser.

Son deseos que nunca terminarán, así soy yo y así moriré. Entonces, ¿qué esperas?

No hay comentarios: