22 sept. 2008

Cae dormido

Sólo necesité esa dósis para mantenerme serena, pacifica...drogada. No hubo razón concreta, simplemente me dieron ganas de sentirme así: elevada, ligera...drogada.

No lo tomes tan personal porque, realmente ese no es tu asunto. Sólo quise estar apartada del mundo, con mi mente en blanco, tu sabes...drogada.

Una vez, sólo una vez pude experimentar esa sustancia correr por mis venas. Esa misma noche, dormí y aquí estoy, sin poder despertar aún.

No hay comentarios: